Taller de escritura en Valencia. Clave T-72

 

0 x Taller de escritura Valencia

     En la antología con la que culmina cada año el programa de liberación de talentos de los talleres literarios de “Libro, vuela libre” son muy valoradas la creatividad y la imaginación, dos fortalezas que trabajan las personas que comienzan un proceso de creación literaria en nuestro taller de escritura en Valencia. Consulta en el siguiente enlace los diferentes grupos y bloques en curso que tienen ahora abierto su plazo de inscripción: https://talleresliterariosvalencia.com/about/

Esta temporada las actividades complementarias de nuestros cursos y talleres de escritura creativa van a extenderse, además, al ámbito internacional y, mientras las cadenas de lectura de “Libro, vuela libre” siguen llegando a distintos puntos del globo, la literatura europea será objeto de las próximas recomendaciones de “Libro, vuela libre” y de las comunidades literarias de Valencia Espaciocrea que, en breve, volverán a rendir tributo a cuatro grandes representantes de la narrativa italiana:

“Un sombrero lleno de cerezas”, de Orana Fallaci; “La novia de Bube”, de Carlo Cassola; “Crónicas de pobres amantes”, de Vasco Pratolini y la novela histórica de Dario Fo “Hay un rey loco en Dinamarca” inaugurarán las actividades complementarias de la clave T-72 e invitarán a los integrantes de los dos primeros paneles donde se jugará dicha clave a escoger cuatro nuevas recomendaciones de nuestro sobre rojo.

Actividades complementarias del Taller de escritura en Valencia de “Libro, vuela libre”, fragmentos en curso de la clave T-72

Taller de escritura en Valencia, actividades complementarias de la clave T-72. Dario Fo, fragmento de “Hay un rey loco en Dinamarca”

“Muchas de las embarcaciones echan a rodar sobre enormes témpanos de hielo arrastrados por las olas. Los cañonazos dan la alarma a todos aquellos que se encuentran aún en las zonas marítimas para que se refugien de inmediato dentro de la ciudad, tras las murallas de protección. Junto con algunos ministros y secretarios me precipito hacia el ala oeste, donde se encuentran las caballerizas con nuestros carruajes y caballos. Pero nuestra iniciativa llega demasiado tarde. No queda siquiera una sola carroza con su caballo. Los empleados y directivos del ministerio se han apropiado de ellas antes que nosotros.”

Espaciocrea, Curso de escritura en Valencia, actividades complementarias de la clave T-72. Oriana Fallaci, fragmento de “Un sombrero lleno de cerezas”

“Nada de idilios, nada de tentaciones, nada de pasiones. La gente se casaba y ya está. Por principios sociales y religiosos, con la finalidad de procrear: no por amor o siguiendo la llamada de los sentidos. Ni siquiera se practicaba el adulterio: un pecado que el divorcio y la poligamia habían convertido en algo realmente inútil, pero que, en cualquier caso, estaba castigado con la excomunión, un año de cárcel y quinientos dólares de multa. Y la belleza no importaba. Es más, la consideraban una amenaza, un anzuelo que favorecía el vicio. Podía, por lo tanto, permitirse el lujo de no seducir a nadie, y se lo concedió.”

Taller de escritura en Valencia de “Libro, vuela libre, “actividades complementarias de la clave T-72. Carlo Cassola, fragmento de “La novia de Bube”

“La calle estaba desierta. Por allí sólo andaba un barrendero que empujaba su carrito con, al fondo, el camarero del café que echaba el cierre.
“¿Habré bajado antes de tiempo?”, pensó Mara. Se había puesto el despertador en la cocina, pero no estaba segura de que estuviera puesto en hora.
En respuesta a sus temores, sonó la sirena de la fábrica. Eran las siete: el padre le había dicho que estuviera preparada a esa hora.”

Taller de escritura en Valencia fines de semana y entre semana, actividades complementarias de la clave T-72. Vasco Pratolini, fragmento de “Crónicas de pobres amantes”

“Ha comprado un gramófono con bocina y una carpeta de discos. Después de cenar escucha las canciones junto con Aurora; apartan la mesa y dan algunos pasos de baile. Al niño lo han dejado con la nodriza en casa de esos campesinos que conoce la Señora y que crían al mismo tiempo a la hija de Liliana. Muchas noches Otello sale con Mario y con Bruno: van a jugar una partida de billar. Mario ha sido el promotor del grupo. Sin embargo, de Aurora aún no se fía Mario.”

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: