MEMORIAS DEL GULAG. Talleres y cursos de escritura creativa en Valencia

25 Oct

   Cursos de escritura creativa    La obra de Evgenia Ginzburg, historiadora y escritora rusa que pasó cerca de dos décadas  recluida en el durísimo sistema de campos de trabajo soviéticos conocido como Gulag, formará parte de nuestro próximo encuentro literario en curso y de las recomendaciones de lectura de los talleres y cursos de escritura creativa de LIBRO, VUELA LIBRE en Valencia

Talleres y cursos de escritura creativa en Valencia adscritos a LIBRO, VUELA LIBRE. Encuentros literarios en curso:

Cursos de escritura creativaTalleres y cursos de escritura creativa de LIBRO, VUELA LIBRE en Valencia. Evgenia Ginzburg, fragmento de “El vértigo”
“Algunas de nosotras buscamos, en vano, la protección del médico local, cuya relación con la medicina quedaba perfectamente expresada con el apelativo de «albéitar», entendido no en sentido metafórico, sino literal. En efecto, antes de su detención había hecho de ayudante veterinario en el dispensario de un sovjoz. Casos de esta clase eran bastante corrientes en la medicina de los campos.
Habitaba una confortable barraquita apoyada a uno de los muros de la isba en la que vivían los soldados de la escolta. La barraquita era llamada «dispensario», pero a los presos no se les permitía entrar. Cuando oía llamar a la puerta, el médico salía a la pequeña terraza de la entrada y ponía un termómetro en manos del enfermo. La temperatura la tomaba sentado en un banco junto al dispensario. A los contrarrevolucionarios el médico los trataba exactamente como el Primo. Tampoco él tenía tiempo que perder, procedía de modo directo. Daba de baja en el trabajo a partir de los treinta y ocho grados de fiebre. A las demás enfermedades las consideraba intrigas y pretextos. El número de bajas de que disponía las distribuía exclusivamente entre las presas comunes, que le pagaban ya con géneros alimenticios obtenidos de los soldados, ya en especie, puesto que a pesar de que andaba cerca de los cincuenta, el médico era todavía un hombre vigoroso.
Sin embargo, la auténtica salvación me llegó de la medicina. Más exactamente, me salvó un cirujano detenido, el leningradés Vasili Jonovic Petuchov, que un día de junio se presentó en el kilómetro siete con Kucerenko, jefe de sanidad en Yelgen.
¡Visita médica! La buena noticia circuló por todas partes. La visita médica podría significar para algunas el traslado a un trabajo cubierto, para otras la colocación en el hospital para convalecientes, y sea como fuere, el retorno al campo de Yelgen —que ahora, en comparación con el kilómetro siete, nos parecía una especie de paraíso perdido—, así como la posibilidad de recibir, durante dos o acaso tres semanas sin trabajar, pan y una «abundante» ración de rancho. Pero también para aquellas que habrían de quedarse en el campo después de la visita médica, el régimen se aligeraría. En efecto, las visitas médicas se producían no incidentalmente, sino sólo cuando el porcentaje de fallecimientos superaba entre los presos el índice establecido, y se decidía que en interés de la producción era necesario alimentar un poco más a las bestias de carga.”
Cursos de escritura creativaTalleres y cursos de escritura creativa de LIBRO, VUELA LIBRE en Valencia. Evgenia Ginzburg, fragmento de “Ruta severa”
“Los ojos de Beilin brillaban con una alegría silenciosa y burlona, parecían emitir miles de irradiaciones fulgentes y hablaba en voz baja y cadenciosa. En ocasiones Maliuta gritaba. Incluso perjuraba. Sin embargo sus imprecaciones estaban muy lejos de la procacidad del NKVD. Él sólo abusaba de su condición política. Al grito de Trotkista, fui torturada durante dos meses y en la primavera comencé a padecer ataques de malaria.
Al comparar este período de mi experiencia como preludio de lo que sucedió luego, concretamente desde 1937 hasta la muerte de Stalin, dado que, como expuso Beria, el Comité Central en pleno se mostraba incrédulo con respecto a las discrepancias observadas en mí ante los estímulos externos. De hecho, la tarde del 15 de febrero de 1937 mi sufrimiento moral fue horrible. Las condiciones extrínsecas de mi vida no habían cambiado ni un ápice. Mi familia aún seguía intacta. Mis hijos estaban conmigo. Vivía en uno de esos apartamentos familiares, dormía sobre una cama limpia, comía hasta saciarme y podía dedicarme plenamente al trabajo intelectual.”


LIBRO, VUELA LIBRE

Evgenia Ginzburg / Actividades ocio Valencia / Cursos de escritura creativa / Escritoras rusas / Curso de escritura creativa / Campos de trabajo soviéticos / Recomendaciones de lectura  / Cursos y talleres de escritura creativa en Valencia / Encuentros literarios en curso / Literatura europea / Escritores Valencia / Cursos Valencia gratis / Historiadoras rusas / Cursos Valencia / Memorias del Gulag / Taller de escritura creativa / Tipos de narrativa / Talleres de escritura creativa / Comunidad de lectores en Valencia / Taller de escritura / Actividades amigos valencia / Cursos y talleres Valencia / Ejercicios de escritura / Cursos de escritura creativa / Experiencias creativas de LIBRO, VUELA LIBRE / El Vértigo / Taller escritura / Ruta severa / Curso escritura /

Anuncios

Una respuesta to “MEMORIAS DEL GULAG. Talleres y cursos de escritura creativa en Valencia”

Trackbacks/Pingbacks

  1. DIARIO DE ARTISTA. Taller de escritura, experiencias creativas de la clave F-41 en curso | Luna de papel :: Talleres Literarios en Valencia - noviembre 5, 2017

    […] VUELA LIBRE Diario de un artista / Actividades ocio Valencia / Historia del arte / Cursos de escritura creativa / Documentos íntimos / Curso de escritura […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: