Taller de novela: la escritura creativa de Twain, ejercicios de la clave T-75

28 Mar

   000 Taller de escritura creativa Valencia

   En Valencia nuestro bloque de Escritores que crean escuela se nutre esta primavera con la literatura de Mark Twain, uno de los más destacados novelistas estadounidenses de todos los tiempos, que protagonizará los ejercicios de escritura creativa de la clave T-77 en el próximo taller de novela de “Libro, vuela libre” en curso.

Dos obras maestras de Twain: “Las aventuras de Huckleberry Finn”, atractiva secuela de Tom Sawyer, y “Un yanqui en la corte del Rey Arturo”, que satiriza la opresión en la Inglaterra feudal, regresan a las cadenas de lectura y escritura de “Libro, vuela libre” para rendir tributo a un autor lleno de creatividad e ingenio, que regaló a sus personajes un uso realista del lenguaje y supo hacer un perfecto retrato de las sombras y las luces de su época.

La escritura creativa de Twain: ejercicios de la clave T-75 del taller de novela de LIBRO, VUELA LIBRE en Valencia

000 Taller de escritura creativa ValenciaTaller de novela en Valencia, ejercicios de escritura creativa de la clave T-75. Mark Twain, “Un yanqui en la corte del rey Arturo”. Fragmento 1
“Durante toda la velada de aquella noche permanecí sentado junto al fuego en el Mesón del Escudo de Warwick, sumido en un ensueño de los tiempos antiguos, mientras la lluvia golpeaba en mis ventanas y el viento rugía por los aleros del tejado y por las esquinas. De cuando en cuando me zambullía en la lectura del libro encantador del viejo sir Thomas Malory, y después de nutrirme con el rico festín de sus prodigios y aventuras, aspiraba la fragancia de sus nombres anticuados y ensoñaba otra vez. Cuando, por fin, llegó la medianoche, leí, a manera de gorro de dormir, otro relato.”
000 Taller de escritura creativa ValenciaTaller de escritura creativa en Valencia, ejercicios de la clave T-75. Mark Twain, “Las aventuras de Huckleberry Finn”. Fragmento 2
“Después de echar los sedales, nos metíamos en el río sin hacer ruido, y nadábamos un rato para lavarnos y refrescarnos, y nos sentábamos en el fondo arenoso donde el agua nos llegaba más o menos hasta las rodillas y mirábamos la luz del día. No se oía nada, un silencio perfecto, como si el mundo entero durmiese; a veces, sólo el chapaleo de las ranas. Si mirábamos por encima del agua, lejos, lo primero que se veía era algo que parecía una línea oscura: era el bosque, al otro lado; no se distinguía nada más; luego, un pedazo pálido de cielo, y más palidez, extendiéndose; entonces, muy lejos, el río empezaba a suavizarse, y ya no era negro, sino gris; se veían unas manchitas oscuras que flotaban, muy lejos; chalanas y esas cosas, y unas rayas largas y negras, balsas; a veces se oía el crujir de un remo, o voces entreveradas, porque era tan grande el silencio y los sonidos llegaban de muy lejos; y enseguida se veía una raya en el agua, por su aspecto sabíamos que era un tronco sumergido en la corriente rápida que se rompía encima y le daba esa forma; y luego la neblina, rizándose sobre el agua, y el este se ponía rojo, y también el río, y aparecía una cabaña de troncos al borde del bosque, muy lejos, en la otra orilla, seguramente un depósito de maderas, con las pilas hechas por unos chapuzas, tan mal, que se podía soltar un perro y hacerlo pasar por cualquier parte.”
000 Taller de escritura creativa ValenciaEscuela de escritores valencianos,  ejercicios de escritura de la clave T-75. Mark Twain, “Un yanqui en la corte del rey Arturo”. Fragmento 3
“Cuando llegó la hora de acostarse, su anfitriona lo condujo a un lindo altillo encima de la puerta, donde estaba su cama. Una vez allí, sir Lancelot se quitó las armas y colocó su arnés a mano, se acostó, y luego quedó dormido. Poco más tarde llegó un hombre solo, a caballo, y llamó a la puerta con grandes prisas. Sir Lancelot se levantó al oírle, miró por la ventana y vio a la luz de la luna que tres caballeros venían a caballo persiguiendo a aquel hombre que iba solo, y los tres se abalanzaron contra él con sus espadas, y el caballero que iba solo les dio cara y se defendió.”

LIBRO, VUELA LIBRE


Anuncios

Una respuesta to “Taller de novela: la escritura creativa de Twain, ejercicios de la clave T-75”

Trackbacks/Pingbacks

  1. TRES CALORES. Club de escritura en Valencia, escritores de la clave C-24 | Luna de papel :: Talleres Literarios en Valencia - abril 2, 2018

    […] Escuela de escritores valencianos, ejercicios del taller de escritura creativa en curso de la clave C-24. Ruth Prawer Jhabvala, fragmento de “Calor y polvo” […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: