Sara y el tigre amnésico, la novela de Álex R. Bruce, en la biblioteca de talentos de LIBRO, VUELA LIBRE

24 Jun

   Club de lectura de LIBRO, VUELA LIBRE, sugerencias en curso. En la biblioteca de talentos del taller de escritura en Valencia de LIBRO, VUELA LIBRE ya se puede encontrar un ejemplar de Sara y el tigre amnésico, la novela que acaba de publicar Álex R. Bruce, escritor seleccionado por las cadenas literarias de la iniciativa en esta edición 2019-20 de su liberación de talentos.

El autor, que recientemente ha concedido una entrevista para nuestra comunidad de escritores, nos firmó uno de los ejemplares de su libro y lo depositó en la librería de nuestro taller de escritura junto al resto de publicaciones que, recientemente, acaban de presentar otros autores por cuyo talento apostará LIBRO, VUELA LIBRE este año.

Aquí tenéis el enlace a la entrevista de Álex R. Bruce en el club de lectura en Valencia de LIBRO, VUELA LIBRE y uno de los fragmentos seleccionados de su novela para las próximas recomendaciones literarias de nuestro taller de escritura. Con ellos queremos celebrar el talento de este autor y la incorporación de Sara y el tigre amnésico a las sugerencias de lectura de nuestras comunidades y grupos de escritura a lo largo de este verano.

El escritor Álex R. Bruce depositando un ejemplar de su novela en la biblioteca de nuestro taller de escritura en Valencia

Biblioteca de talentos del taller de escritura de LIBRO, VUELA LIBRE, fragmento de “Sara y el tigre amnésico”:

“Una chica oriental de largo cuello se sentó en una mesa a pocos metros de la suya. Sus grandes ojos rasgados contrastaban con su corte de pelo bob. Había una extraña sensualidad en sus movimientos. La joven dejó su bolso blanco sobre una de las sillas.
Sara se quedó observando el perfil de aquella chica. La vio sacar algo del bolso: una cajita color beige, que dejó sobre la mesa. Al principio ni siquiera miró la caja, parecía absorta en el horizonte. Finalmente, posó la mirada en ella. La cogió entre los dedos y abrió la tapa. En su interior había una cadenita de oro con un colgante; parecía un pequeño delfín dorado, aunque Sara no podía verlo con claridad.
La joven cogió la cadena con dos dedos, dejando el colgante sobre la mano. Lo observó un momento. Luego lo elevó en el aire y, un instante después, lo dejó reposar de nuevo. Separó los dedos y la cadena se recogió rápidamente sobre la palma de su mano. La joven guardó cuidadosamente el colgante y metió la cajita en el bolso.
Sacó una pitillera y un mechero metálico. Cuando encendió la llama, Sara percibió un leve temblor. También le temblaba la mano del cigarrillo que se llevó a los labios. Se quedó abstraída fumando: una calada, dos caladas, tres… Luego apoyó el codo en la mesa y el cigarrillo fue consumiéndose entre sus dedos. Sara oyó un sollozo. La ceniza cayó sobre la mesa. La joven lloraba amargamente. Se llevó la mano a los ojos, rebuscó nerviosamente en el bolso, se levantó de la mesa y empezó a caminar desorientada, para desaparecer tras el bar un instante después. La mesa se quedó vacía con el bolso blanco sobre la silla.
Sara empezaba a cansarse de no entender nada de lo que pasaba a su alrededor. ¿Por qué lloraba aquella chica? ¿Qué representaba aquel colgante? Por algún motivo le exasperaba no saber la respuesta. Estaba harta de que nada se le mostrara con claridad; como si solo viera sombras, pequeños indicios de lo que pasaba a su alrededor, pero su sentido último se le mantuviera oculto.”

Álex R. Bruce, de Sara y el tigre amnésico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: