Leonardo Padura y la clave P-85. Talleres literarios en curso

30 Oct

   El escritor cubano Leonardo Padura, que ya inspiró junto a la escritora francesa Chantal Thomas y el autor anglo-estadounidense Christopher Isherwood una de nuestras dinámicas de escritura, volverá a formar parte de las claves narrativas de los talleres literarios en Valencia de LIBRO, VUELA LIBRE.

Leonardo Padura y la clave P-85 en los talleres literarios de LIBRO, VUELA LIBRE en Valencia

 

Este otoño dos obras de Padura, “Fiebre de caballos” y “Máscaras”, inspirarán los puzles literarios  de la clave P-85 y formarán parte de las recomendaciones de lectura de los talleres de escritura  de LIBRO, VUELA LIBRE

Talleres literarios en Valencia de LIBRO, VUELA LIBRE, fragmentos de la clave P-85

Puzles literarios de la clave P-85. Leonardo Padura, fragmento 1 de “Fiebre de caballos”
“Después de todo a Andrés le hubiera gustado tener un primo retirado de las Grandes Ligas, amigo de Mantle, Berra, Mays y Dimaggio, el marido de Marilyn Monroe. Sobre todo de Willy Mays, un negro fibroso de quien Andrés guardaba dos postales de las que se vendían con chicles.”
Talleres y cursos de escritura en Valencia. Leonardo Padura, fragmento 1 de “Máscaras”
“Ahora, a las nueve y cuarto, el Conde ya había estado tres veces en cada una de las dos esquinas y la recta que conforman el cruce del Paseo del Prado y la avenida del Malecón, pues había cometido el error de no especificar con el Marqués el sitio exacto de la cita.”
Cursos de narrativa y talleres literarios en Valencia de LIBRO, VUELA LIBRE. Leonardo Padura, fragmento 2 de “Fiebre de caballos”
“Aunque no deseaba ni pensar en él y le molestaba todo lo que le recordara al pariente, Andrés se sorprendió pensando en sus consejos, obedeciéndolos como cosa indiscutible.”
Talleres literarios adscritos a LIBRO, VUELA LIBRE. Leonardo Padura, fragmento de 2 “Máscaras”
“Aunque estaba seguro de que el viejo dramaturgo no intentaría con él ningún cruce de espadas, el Conde había sentido un rubor tangible y consideró, antes de salir de su casa, que, si tenía cara de policía y hasta lo investigaban por ser policía, esa noche debía llevar su pistola de policía, cuyo peso frío sostuvo entre las manos por un minuto, antes de convencerse de que los riesgos de esa noche no se defendían con plomos y optó por abandonar el arma en la profundidad de su gaveta.”
Clave P-85 del taller literario en Valencia de LIBRO, VUELA LIBRE. Leonardo Padura, fragmento 3 de “Fiebre de caballos”
“En lugar de los diez batazos reglamentarios de práctica, le permitieron dar veinte. Fueron veinte líneas corticas, sobre la cabeza del primera base. Hits indiscutibles, todos iguales. Andrés se sentía en forma, jamás le había pegado con tanta facilidad a la pelota.”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: